Realiza una Búsqueda

Rosé Rush by Paris Hilton

Esta fragancia del 2017 aparece al año siguiente de Gold Rush, ambos perteneciendo a la marca de la empresaria Paris Hilton, conservando la propuesta de glamour con humor de su predecesor directo pero con un giro más insinuante al agregar vetas de rosas. El envase mantiene el diseño de botella de Gold Rush donde la sección inferior de vidrio tiene formas de un vestido largo con pliegues y el tapón completa la figura del vestido con un torso vacío tipo corsé, todo en color rosado con brillos en la parte superior del vidrio. En el sitio de Paris Hilton y de Perfume Holding no aparecen detalles de la composición de este perfume, sin que se cuente con un listado oficial de sus notas.

En partida la fragancia presenta tonos de vino rosado a nivel ambiental ambiental y que decantan a corta distancia en frutas al durazno con tonos de polen, afinándose el aroma a los 5 minutos en peonías y frutos rojos ligeros a la granada y lichís que absorben al vino rosado, agregando a los 10 minutos tonos más secos de pétalos de flores al lirio del valle con fresias y desprendiéndose un punto breve de vainilla con coco que deriva a los 15 minutos a tallos amaderados más secos con un punto dulce con fruta madura, colocando a los 20 minutos un foco en madera y polen con pulpa de manzana o membrillo. En fase media a los 30 minutos el perfume desprende tonos de granada a nivel ambiental que se sienten más cálidos a corta distancia rondando duraznos con peonías más frías y menos frutales tipo rosas frescas, aumentando su proyección con vetas de madera que reducen las frutas rojas y definiendo un centro más tropical al cabo de 1 hora que se abre a vainilla con tuberosas y un dejo de mango que reemplaza al durazno pero que aparece sobrepasado por tonos de tallos de rosas oscuras más marcados y aires de lirios del valle intercalados. A las 2 horas el perfume aumenta la proporción de tonos florales y vegetales al limón que solapan a las rosas y se abren a fresias y lirios del valle con rasgos de flor de azahar, apagando de paso los tonos frutales tropicales que se mantienen en una línea de polen con tendencia a peonías polvosas un poco más ácidas, continuando a las 3 horas con una evolución hacia flores polvosas y alimonadas neutras de la familia del lirio del valle con un mínimo aporte de peonías que se desprende a nivel ambiental, apareciendo nuevos tonos florales a las 4 horas que desvían parte del polen a gardenias dando ecos vagos a los frutos tropicales y equiparando a las peonías que tienden a bajar a un segundo plano sosteniendo una línea verde al lirio del valle. A las 6 horas el perfume equipara la presencia de frutas neutras levemente ácidas con un cuerpo floral verde donde las peonías presentan un rasgo limpio parecido al de Miracle de Lancome, apareciendo a las 9 horas tonos frutales más jugosos y acuáticos que se combinan con el verde del lirio del valle y la influencia de flor de azahar aproximándose lichís y calone, teniendo a las 12 horas un cuerpo más tibio centrado en peonías limpias con musk y grupos florales verdes menos precisos donde persiste la presencia de calone y reapareciendo la fruta tropical pero confundiéndose con polen y vainilla. En fase final a las 24 horas la fragancia reduce su intensidad recuperando aportes de frutas rojas no ácidas que superan a las rosas y peonías sin llegar a un nivel tropical e igualando los aportes de flores verdes, agregando una nueva base tenue y seca a la madera con vainilla.

La fragancia toma parte del perfil frutal tropical de su predecesor Gold Rush, pero rebajando la vainilla y anticipando la nota de flor de azahar con un adicional más rojo de rosas y peonías, conservando un estilo fresco que a nivel de diario apunta a épocas de primavera y verano, con la estructura más floral perdiendo frescura funcional y sin encajar con actividades deportivas. En oficina el perfume tiene una apariencia un poco más seria y profesional que Gold Rush, con los aportes frutales siendo un complemento al centro de flores alimonadas limpias, cubriendo el segmento informal y semiformal con un efecto memoria que está sobre el promedio al hacer un equilibrio entre notas conocidas con una potencia alta que hace notar el aroma a distancia. En el caso nocturno la fragancia desprende una idea pulcra que todavía encaja con situaciones adolescentes informales en primavera, mostrando un mejor potencial de uso en eventos semiformales sin edad en climas cálidos y espacios sin contaminación, teniendo una estructura que se siente simple en el extremo formal. A nivel romántico la mezcla de notas tiene algunos momentos punzantes, enfocándose mejor como una fragancia de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Cardamom Coffee by Lush

Esta fragancia del 2016 forma parte del Volumen 4 de productos de la marca Lush, teniendo como historia de fondo o inspiración un viaje del perfumista Simon Constantine en busca de esencias y llegando a un campo sirio de refugiados donde fue recibido por gente que había perdido sus pertenencias, quienes a pesar de tener casi nada le ofrecieron una taza de café para combatir el frío, con el perfume recreando la sensación de calidez de un café al cardamomo que entibia las manos y el corazón por medio de una nota de cacao, agregando un toque de aquilaria que recrea la identidad del Medio Oriente, rosas que reflejan la hospitalidad recibida y una hoja de olivo como un deseo de paz. El envase sigue el nuevo formato de botella estándar de la marca con un frasco de vidrio transparente de caras planas y tapón negro cilíndrico, donde las etiquetas que solían contener interpretaciones artísticas y coloridas del perfume se cambiaron por una etiqueta blanca con letras negras. En el sitio de Lush de Reino Unido destacan en el listado de ingredientes del perfume los siguientes aceite esenciales: cardamomo, hojas de olivo, rosas, cacao, aquilaria.

En partida la fragancia tiene un inicio fresco en líneas de sándalo con un punto fresco al cacao e ideas vagas de la madera de olivo de Must pour Homme de Cartier, pasando a los 5 minutos a tonos frescos al jabón con un alza de especiados a la madera y que a los 10 minutos muestra una sensación de resina dulce al benjuí, pasando a los 15 minutos a un ahumado de incienso que tienen un aire similar al tono de barbacoa de The Voice of Reason también de Lush y luego adquiriendo a los 20 minutos una mayor precisión en una nota de cacao no graso sobre madera. En fase media a los 30 minutos el perfume continúa con un cuerpo amaderado menos ahumado y más plástico a la resina que comienza a desarrollar un tinte de licor de vainilla, agregando a 1 hora un nuevo tono dulce que combina caña de azúcar con un tono de licor parecido a los aromas de Black Coffee y Pure Cacao de Monotheme sobre un ahumado suave con un dejo a hule. A las 2 horas el perfume se suaviza incorporando un amaderado polvoso con características de cardamomo no picante y cedro, destacando también un ahumado controlado de incienso y retornos de una madera fresca de olivo con residuos de cacao amargo graso, combinando a las 3 horas variaciones de la aquilaria a nuez moscada con tabaco de habanos que se orienta de manera más precisa a un cardamomo seco sin proyecciones a lavanda con un tibio de cacao en la base, dejando a las 4 horas la impresión de madera al vetiver con cedro y clavo de olor derivados de la aquilaria y el cardamomo, con el chocolate confundiéndose con ámbar. Sobre las 6 horas el perfume baja su intensidad favoreciendo a la nota de cardamomo que se siente de manera más precisa e incluyendo pequeños picores mesurados que bordean la idea de un mentol, con el punto de cacao mezclándose con la aquilaria y dando la idea de una bebida de café tostado que desciende gradualmente a resinas e incienso con una madera de olivo que se siente seca pero más fragante y ligera que un vetiver, continuando a las 9 horas con un ascenso de la nota de cardamomo qué aporta un mayor picor y pasa por alimonados verdes parecidos al de un lemongrass sostenido por un fondo tibio de cacao tostado, llegando a las 12 horas con un especiado más marcado en su picor y que se ubica entre un cardamomo y un clavo de olor con un dejo verde herbal al pachulí con residuos de cacao. En fase final a las 24 horas el perfume mantiene una capa principal de cardamomo y aquilaria que se comportan como una nota de tabaco con madera, teniendo la base un ascenso gradual de tonos tibios de cacao tostado próximo a vainilla que incluye un dulzor muy discreto de agua de rosas en el fondo.

La propuesta de Cardamom Coffee se diferencia de sus pares de lanzamientos anteriores por usar notas oscuras menos densas y más ligeras que las de por ejemplo Smuggler's Soul, Hellstone o The Voice of Reason, equilibrando una idea especiada de incienso de Oriente con una calidez de cacao sin que escape a niveles gourmand, teniendo características que a nivel de diario apuntan a épocas frías de otoño e invierno sin tener un perfil deportivo. En oficina el aroma evita mostrarse intrusivo y sin caer en referencias a la perfumería clásica potente previa a la década del noventa, siguiendo un perfil unisex bastante personal y con una proyección que se adapta a situaciones profesionales en invierno en los segmentos informal y semiformal, tal vez con la aquilaria dando un punto áspero similar a un vetiver que resta dinamismo y agrega madurez a quien lo usa, teniendo un efecto memoria sobre el promedio y que se ve afectado sólo por su potencia que se siente a distancia de conversación como un aura. En el caso nocturno el perfume entrega una imagen algo calmada que se opone al dinamismo adolescente de fiestas y salidas con amigos, incluso dando la idea de ser un aroma para quedarse en casa y apuntar a nivel informal y semiformal a eventos en un espacio conocido o íntimo como visitas a casas de conocidos, teniendo una estructura no compleja que no busca mostrarse de manera extravagante en el nivel formal. En lo romántico existe un concepto acogedor en la nota de cacao que no alcanza a plasmarse de manera sensual al asociarse con la aquilaria y el cardamomo, reafirmando la idea de un aroma de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.

Terre de Lumière by L'Occitane en Provence

Esta fragancia del año 2016 y perteneciente a la marca francesa L'Occitane en Provence, se inspira en el fenómeno llamado "hora dorada" que corresponde al momento previo a la puesta de sol cuando el cielo en el horizonte se ilumina con tonos rojos y púrpura, con el nombre del perfume en francés significando "tierra de luz" describiendo en efecto de estos brillos dorados sobre los campos de la zona provenzal. El envase considera una botella circular de base plana en vidrio transparente ligeramente dorada y decorada con un tapón rojo asimétrico, con la selección de formas y colores del frasco pudiendo interpretarse como una sección de cielo dorado con brillos rojos. En el sitio de L'Occitane destacan en el texto descriptivo de la fragancia las siguientes notas: cítricos, almendras, miel de lavanda, musk.

En partida el perfume comienza con una nota de miel tibia con un dejo de limón que se siente como una versión más tenue del descontinuado Miel & Citron de la misma marca, dejando ver a los 5 minutos un fondo vago de lavanda que agrega a los 10 minutos un tinte tostado sobre una base dulce de apariencia más compacta y dando un paso a los 15 minutos por un caramelo al borde de un pachulí, desarrollando con más notoriedad a los 20 minutos la nota de pachulí que se siente cercana a la usada por Angel de Thierry Mugler pero con un cuerpo de talco que contiene vetas clásicas de jazmín con violetas. En fase media a los 30 minutos el perfume presenta un tono polvoso seco a la tierra con mimosas y almendras tenues a la madera retenido un pachulí en el fondo, destacando al cabo de 1 hora tonos más densos de violetas al regaliz y picores amaderados de anís y canela que combinan impresiones de Lolita Lempicka Le Premier Parfum con Green Tea Lavender de Elizabeth Arden, incluyendo un punto de pachulí constante al caramelo. A las 2 horas el aroma descompone el pachulí en vainilla con mimosas que desprenden almendras oscuras como un fruto sin tostar, con la miel perdiéndose en mezclas herbales de lavanda y ládano con un aire a fragancias de Lush, volviendo a girar la fragancia a las 3 horas en tonos oscuros clásicos de iris y violetas con pachulí y tierra donde la madera pasa a almendras tostadas, tomando a las 4 horas una apariencia más plástica donde las almendras se sienten como confituras de repostería sobre una línea de ámbar. A las 6 horas la fragancia toma un matiz floral en violetas que se identifican pronto como lavanda con almendras, persistiendo un fondo tibio que cambia la miel por ámbar con vainilla amaderada, adquiriendo a las 9 horas una apariencia similar a algunos productos de Ágatha Ruiz de la Prada en violetas y moras con jazmín y vainilla donde las almendras presentan rasgos especiados a la canela, recuperando a las 12 horas un estilo más silvestre y artesanal donde el ámbar se combina con características de miel y la lavanda toma un matiz floral a la violeta. En fase final a las 24 horas el perfume recupera ideas de miel seca con almendras menos volátiles que no llegan al nivel de un amaretto y tienden a un acabado de jarabe medicinal, persistiendo en la base un picor amaderado ligero con un dejo a mentol asociado a una lavanda residual.

La fragancia tiene un comienzo dulce centrado en notas de miel con lavanda silvestre que con el tiempo decantan en impresiones más clásicas de violetas y pachulí con un regreso a almendras, apartándose en su segunda mitad de la idea de un aroma de praderas mediterráneas y de una representación brillante o alegre de la hora dorada en la puesta del sol, apuntando a nivel de diario a un uso atemporal que se aparta de situaciones dinámicas. En oficina el perfume mantiene el mayor parte del tiempo un estilo artesanal y sólo al comienzo acercándose al estilo más urbano de Angel de Thierry Mugler, cubriendo el segmento informal y semiformal con un efecto memoria que está sobre el promedio y que se sostiene en notas densas que siguen una evolución lineal. En el caso nocturna el perfume posee una presencia oscilante, por momentos dando una imagen clásica y luego destacando notas alegres y jóvenes un poco más atrevidas, teniendo un mayor potencial de uso informal en invierno como en el caso de el primer perfume de Lolita Lempicka, siguiendo una imagen algo independiente y no del todo protocolar en situaciones semiformales sin alcanzar a llegar al extremo formal. En lo romántico el aroma se siente atractivo a corta distancia y respetando una dosis controlada en salidas con pareja conocida, con la sección con apariencia de violetas sintiéndose algo indiferente y agresiva al buscar una intención de conquista con desconocidos. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Incanto Amity by Salvatore Ferragamo

Esta fragancia del 2014 perteneciente a la marca de artículos de lujo Salvatore Ferragamo se suma a la serie Incanto iniciada en el 2003 y que contó con variaciones creadas entre los años 2005 y 2012 como Dream, Charms, Shine, Heaven, Bliss y Bloom, con Amity manteniendo una línea aromática más floral y delicada que algunos de sus predecesores. El envase vuelve a la forma de botella con un tapón circular que era el usado antes de Incanto Bloom, manteniendo un cuerpo ovalado con una hendidura en la base, destacando un decorado en la parte posterior del frasco transparente que considera un colibrí frente a una flor contra un fondo celeste. En el sitio de Salvatore Ferragamo no aparecen referencias a esta fragancia o a otras ediciones de la línea Incanto, sin que se cuente con un listado oficial de sus notas.

En partida la fragancia presenta un desarrollo alimonado fresco a la fresia como en Gucci Envy que posee variaciones a té verde medianamente astringente como en Green Tea de Elizabeth Arden sobre un fondo de duraznos, presentando a los 5 minutos un cambio del efecto astringente del té verde a una nota de loto con un pomelo acuático que se parece a las capas superficiales de Light Blue de Dolce & Gabbana, bajando a los 10 minutos la potencia del pomelo y loto permitiendo que la nota de duraznos se coloque en paralelo y pasando momentáneamente a los 15 minutos la fragancia por rosas y peonías, reincorporando a los 20 minutos la nota de fresias alimonadas que proyectan una impresión femenina limpia. En fase media a los 30 minutos el perfume reincorpora el tono astringente de loto y té verde desarrollando además un cuerpo polvoso floral que a nivel ambiental se acerca a peonías, regresando al cabo de 1 hora a una fresias al loto con pomelo verde con una nueva nota adicional de pimienta rosada de tallos. A las 2 horas el perfume sigue sobre líneas florales secas y delicadas con un inserto de peonías sobre una base de loto con fresias en descenso, apareciendo tonos de calone al melón verde de manera discreta y tibios de musk con madera de cedro suave como en un lápiz grafito, con el aroma tendiendo a simplificarse a las 3 horas en torno a una combinación de loto con jazmín que absorbe las vetas verdes al pomelo y aporta un cuerpo polvoso seco mesurado, con el aroma aumentando de potencia a las 4 horas pero apegándose a una línea verde alimonada exclusiva conformada por lirios del valle con un residual de peonías. A las 6 horas el perfume reduce la cantidad de limón apegándose a un pomelo con mezclas de loto y jazmín donde se siente un nuevo frutal acuático con tintes de peras que incluye vestigios de melón verde de calone, manteniendo a las 9 horas un hilo frío de calone que se mezcla con jazmín y loto reviviendo la presencia de té verde con cruces de tallos amaderados en una combinación que disminuye parcialmente su intensidad, estabilizándose a las 12 horas en un conjunto floral tibio y dulce que tiene aportes de peonías con secundarios de lirios del valle, jazmines, fresias y musk con un polen que se aproxima a vainilla. En fase final a las 24 horas la fragancia se focaliza en un centro principal de loto con calone de corte acuático, conteniendo pequeños aportes de fruta madura provenientes de duraznos con peonías y que desprenden un aire muy vago a vainilla con magnolias.

La fragancia sigue una línea fresca en alimonados verdes que tiene oscilaciones de notas que producen el mismo efecto y que deja la idea de ser un cruce intermedio entre Green Tea de Elizabeth Arden con Hippie Fizz de Moschino, considerando pasos por té verde, pomelo, fresias y lirios del valle con unos adicionales de loto y un fondo vago de peonías, mostrándose en el escenario de diario como un aroma de primavera y verano en exteriores que acepta la realización de actividades deportivas mesuradas. En oficina el perfume destaca por una característica principal limpia y dinámica dentro de lo profesional, cubriendo el segmento informal y semiformal reforzando un concepto de feminidad, teniendo un efecto levemente sobre el promedio al combinar un aroma alimonado relativamente conocido a nivel de perfumería comercial con una intensidad llamativa a distancia de conversación. En el caso nocturno el perfume se muestra mejor en ambientes libres de contaminación dando una faceta viva en eventos juveniles informales y apoyando una imagen limpia y fresca en casos semiformales de verano, teniendo una estructura cítrica que no alcanza a destacar en el extremo formal. A nivel romántico la potencia de la línea cítrica es alta y desvía la intención de una propuesta sensual o de conquista en favor de una frescura de disfrute personal. Rango de edad entre 20 y 60 años.

Ginepro Nero by L'Erbolario

Esta fragancia del año 2016 de la marca italiana L'Erbolario es la componente aromática de una línea de cuidado personal que considera champú, cremas, jabón, espuma de afeitar y after shave basados en un enebro de propiedades energizantes, rescatando un concepto de planta libre y de aroma intenso usada en la antigüedad como un escudo protector contra los malos espíritus y que en su forma de perfume imagina una aventura con coraje por las costas del Mediterráneo. El envase considera una botella de caras frontales planas y costados en ángulo que forman un perfil hexagonal ancho rematado por un tapón cilíndrico, con todo el cuerpo principal siendo negro y destacando al frente un dibujo de hojas y bayas de enebro. En el sitio de L'Erbolario presentan para este perfume las siguientes notas: naranja amarga, resina de elemi, bergamota, pomelo, bayas de enebro, pimienta rosada, cedro, pachulí, vetiver, benjuí y musgo de roble.

En partida la fragancia comienza con una madera mentolada que incluye un dejo de comino y tabaco, desarrollando a los 5 minutos aires breves de clavo de olor que derivan a los 10 minutos a un pachulí secundario, ocurriendo a los 15 minutos un desplazamiento hacia un ládano amaderado que favorece a los 20 minutos una textura amaderada al limón de vetiver. En fase media a los 30 minutos el perfume muestra un dominio de vetiver con rasgos de alcanfor que se desplazan a cedro, volviendo la tibieza del ládano que desvía la presencia del vetiver y destaca picores similares a clavo de olor, agregando a 1 hora notas de musgo y mentol que se diferencian del vetiver y cedro. A las 2 horas el aroma se mueve sobre capas verdes de cedro y vetiver con una aproximación a sándalo y pachulí con tabaco, persistiendo un fondo de ládano que cambia el clavo de olor por canela como en una versión más fresca y picante de un perfume masculino de la década de los años ochenta, pasando a las 3 horas a un vetiver más seco y menos profundo que toma matices de madera de lápices grafito con una reducción del ládano y los especiados, intensificándose a las 4 horas un ládano más profundo que contiene al vetiver y reaviva los aportes especiados que afinan la nota de cedro a un cedro Atlas como el usado en Terre d'Hermès. Sobre las 6 horas el perfume se siente más compacto y apegado a una nota de cedro Atlas que absorbe los aportes de etapas anteriores de vetiver, clavo de olor y ládano agregando un frescor ácido de cáscara de naranja que ronda un jengibre, teniendo a las 9 horas un momento de dominio del cedro Atlas que se siente completamente dominante y aislado pero lentamente desintegrándose en vetiver con canela y clavo de olor sobre una resina al ládano con gálbano donde aparecen indicios breves de enebro al pachulí, proyectando a las 12 horas a nivel ambiental una alta carga de vetiver especiado que a corta distancia se siente más compacto y con nuevas notas de pomelo, naranja y comino con una reaparición de un tinte verde más fresco que el vetiver y que deja la impresión de un enebro más denso que el usado en perfumería comercial. En fase final a las 24 horas el perfume divide sus notas manteniendo una proyección ambiental centrada en vetiver y conservando el tinte de cedro Atlas a corta distancia, surgiendo nuevos matices de resinas sucias, ládano y residuales de cáscara de naranja que terminan por superar la apariencia de cedro Atlas.

El perfume sigue una línea masculina clásica basada en madera con resina especiada donde las bayas de enebro son menos obvias que en otras propuestas comerciales, mostrándose a nivel de diario como un aroma atemporal de climas fríos que tiene una veta fresca al mentol en aplicaciones controladas durante veranos bajo techo, sin sentirse como un aporte refrescante en actividades deportivas. En oficina la fragancia adquiere tintes autoritarios que se hacen notar al caminar por un pasillo, cubriendo un segmento semiformal que llega a lo formal con un efecto memoria bueno que ocasionalmente recuerda a Terre d'Hermès. En el escenario nocturno el perfume se aparta del público juvenil y de situaciones informales yendo directamente a eventos semiformales de corte social tipo cenas o reuniones que se apegan a un protocolo social, siendo también una opción correcta y limpia de ceremonias formales en épocas de invierno. A nivel romántico la combinación de notas tiene características densas y picantes en nariz que pueden molestar a corta distancia, destacando como una propuesta de disfrute personal. Rango de edad entre 25 y 60 años.